Mujeres psicología artículo

Mujeres pioneras de la Psicología

En la actualidad, si visitamos un aula de Psicología en cualquier universidad, no hará falta contar a los alumnos para darnos cuenta de un golpe de vista de la abrumadora mayoría de mujeres estudiantes.
Del mismo modo, si accedemos a cualquier directorio profesional, también observaremos que las psicólogas superan con creces el número de sus compañeros varones.
Ante esta perspectiva actual, no deja de ser llamativo, incluso sospechoso, que cuando revisamos libros de historia de la Psicología, y más concretamente en sus primeros años, sólo veamos nombres de varones suscribiendo las grandes teorías que dieron lugar a esta disciplina.
En el presente artículo se pretende arrojar un poco de luz sobre esta situación. Para ello comenzaremos situándonos en el contexto político-social de aquellos primeros años de la Psicología como disciplina científica.

Las mujeres en la sociedad de finales del XIX y principios del XX:

Mujeres psicologíaEn el contexto social de finales del siglo XIX y principios del XX existía un intenso debate sobre si era conveniente que las mujeres pudieran acceder a una educación superior.

Este conflicto se desarrolló en términos personales en primer lugar. Los argumentos que se esgrimían suponían que la mujer se perjudicaría a si misma por el esfuerzo mental y físico que supone la formación educativa superior.

Más adelante los argumentos viraron hacia un punto de vista social. La mujer ya no se perjudicaba a sí misma, sino a la sociedad, reduciendo su actividad reproductiva. Como muestra de estos insólitos argumento podemos recoger uno de Stanley Hall: “Si la educación superior se convierte en universal, la posteridad será gradualmente eliminada y la raza progresivamente exterminada”.

En este punto se consideraba que el deber superior de la mujer era frenar voluntariamente el desarrollo de sus capacidades intelectuales para no perjudicar a la sociedad, citando a Woolley, una forma de ascetismo un tanto difícil de suscribir.

Mujeres Pioneras en la Psicología:

A pesar de este contexto, las mujeres consiguieron acceder a la Psicología como estudiantes y profesionales en mayor medida que al resto de disciplinas científicas. Tal vez esto se vio favorecido por la necesidad de captar adeptos de esta disciplina incipiente.

No obstante, en la primera edición del directorio “Hombres de ciencia”, publicado por J. Mc. Cattell en 1906 en EE.UU, en el área de Psicología se listaban 186 nombres de los cuales sólo 22 eran femeninos (el 12%).

Entre estos nombres se encontraban el de Mary Whiton Calkins, Christine Ladd-Franklin y Margaret Washburn, que estaban catalogadas como “psicólogas eminentes”.

Seguir leyendo